Aceite de oliva virgen extra contra los niveles del colesterol malo

Compartir en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Un estudio realizado por  investigadores de la Universidad de Chile en Santiago (Chile) aseguró que  un compuesto comúnmente encontrado en el aceite de oliva virgen extra puede revertir algunos de los efectos negativos de una dieta alta en grasas. Este compuesto conocido como hidroxitirosol fue  capaz de cambiar los marcadores de resistencia a la insulina y la esteatosis hepática no alcohólica.

"El  hidroxitirosol es un polifenol que se encuentra en el aceite de oliva virgen extra y que se sabe que tiene propiedades antioxidantes y puede desempeñar un papel clave en sus beneficios para la salud. En ratones alimentados con una dieta alta en grasa, el hidroxitirosol ejerce un efecto protector en el hígado", explicó Rodrigo Valenzuela, director de esta investigación.

Aunque hay pruebas sustanciales de que el consumo de aceite de oliva extra virgen como parte de una dieta equilibrada puede ser beneficioso para la salud, las razones biológicas y fisiológicas de esta asociación han sido poco claras.

Así, los investigadores estaban interesados en analizar los efectos del hidroxitirosol en enzimas específicas del hígado que son importantes para la síntesis de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, algunos de los cuales juegan un papel importante en la salud vascular. 

El análisis de muestras de sangre reveló un aumento en los niveles de colesterol total y colesterol LDL sin cambios en el colesterol HDL en ratones alimentados con una dieta alta en grasas, los cuales fueron atenuados por hidroxitirosol.

La dieta rica en grasas también incrementó los marcadores de resistencia a la insulina en la sangre que fueron reducidos por el hidroxitirosol, aunque no a los niveles de ratones alimentados con una dieta de control.

Los resultados también revelaron que los ratones alimentados con una dieta rica en grasas tenían una reducción en estas enzimas hepáticas, lo que estaba asociado a un desequilibrio en la composición de ácidos grasos del hígado, el cerebro y el corazón. Y asimismo, que los ratones con una dieta rica en grasas suplementada con hidroxitirosol mostraron actividad enzimática y composición de ácidos grasos en estos tres órganos, lo que refleja lo observado en roedores alimentados con una dieta regular.

"Nuestro estudio encontró que los ratones alimentados con una dieta rica en grasa tenían signos de esteatosis hepática no alcohólica que creemos que ha llevado a la notable reducción de la actividad enzimática en el hígado y los efectos negativos sobre la composición de ácidos grasos en éste y otros órganos. También encontramos que el hígado mostró signos de aumento del estrés oxidativo, que sabemos que tiene vínculos con la enfermedad hepática grasa. Es intrigante que la adición de una dosis relativamente baja de hidroxitirosol a la dieta fue capaz de revertir estos efectos, reducir los signos de enfermedad hepática grasa y disminuir los efectos negativos observados en los otros órganos", comentó Rodrigo Valenzuela.

En definitiva, y según apuntan los autores, los resultados de este estudio fortalecen la evidencia de que muchos de los beneficios asociados con el consumo dietético de aceite de oliva virgen extra pueden estar vinculados a su contenido de hidroxitirosol.

"Nuestros resultados indican que el hidroxitirosol puede ser una parte clave de los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra. Hemos demostrado que este compuesto puede ofrecer protección contra el estrés oxidativo y la composición de ácidos grasos perjudiciales en hígado, corazón y cerebro causados por una dieta rica en grasa. Sin embargo, se debe tener precaución al extrapolar estos hallazgos al consumo humano de hidroxitirosol, ya que nuestros experimentos se han realizado con ratones en un ambiente controlado". concluyó.