Científicos japoneses crean un dispositivo que lee literalmente el pensamiento

Compartir en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Según algunos de los expertos, entre ellos el propio Mark Zuckerberg, creador de Facebook, la forma de comunicarnos en el futuro pasará a ser telepáticamente. Esto se traduce en intercambios de información entre entes, ya sean orgánicos o mecánicos, de manera casi inmediata y sin tener que utilizar “intermediarios” como la palabra escrita o hablada.

Científicos de la universidad japonesa Toyohashi University of Technology ya han conseguido algunos logros en este sentido. El grupo de investigadores nipón ha logrado descifrar, en cierta medida, los pensamientos en humanos mediante la lectura de sus ondas cerebrales.

Hasta el momento, el sistema desarrollado en el país de sol naciente ha conseguido leer números (del 0 al 9) pensados por varios voluntarios y transcribirlos con un 90% de acierto. El porcentaje de precisión se reduce al 60% en el caso de reconocimiento de 18 monosílabos en lengua japonesa.

Para conseguir tal hazaña el equipo leyó las ondas cerebrales mediante electroencefalogramas (EEG) con electrodos conectados a la cabeza de los voluntarios. Éstos pronunciaban en voz alta diversos números y palabras con tal de monitorizar su actividad cerebral.

Huelga decir que esta tecnología está en ciernes y falta mucho camino para que pueda tener alguna utilidad práctica. Sin embargo, el equipo que lidera el profesor Tsuneo Nitta aspira a crear un dispositivo que permita interpretar señales cerebrales sin necesidad de utilizar la voz, para en un principio, ayudar a comunicarse a personas con diversidad funcional.

Por otra parte, los científicos de este estudio señalan que en un plazo de cinco años crearán un dispositivo de interpretación de ondas cerebrales que se pueda conectar a un smartphone. De esta manera se pretende que el invento tenga un uso más práctico y fácil.        
                         
Internet comenzó a derribar ya los muros del espacio y del tiempo para permitirnos comunicarnos de manera global, por ejemplo con la sencilla creación de plataformas web como esta. Hoy en día otras tecnologías, como la del presente artículo, toman el relevo en esta revolución por la democratización de la información.

Además de esta tecnología se están desarrollando numerosas innovaciones que prometen mejorar la vida de las personas con diversidad funcional de manera exponencial. En la misma categoría que la tecnología desarrollada en la Toyohashi University, encontramos estas gafas que fueron creadas para astronautas de la ESA (Agencia Espacial Europea). Gracias a ellas, personas que han perdido el habla podrían comunicarse gracias a un teclado virtual situado en el interior de las lentes.

Cada vez hay más esperanza para personas con algún tipo de discapacidad gracias a la velocidad con la que la ciencia hace descubrimientos, como el que se hizo recientemente que puede retrasar la aparición de los síntomas del ELA.
Compartir en: