La inmunoterapia en el cáncer, ¿unos resultados muy alentadores?

Compartir en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Un equipo dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina Baylor (EE.UU.) desarrolló una nueva estrategia para superar uno de los principales obstáculos en el tratamiento del cáncer cerebral: el acceso al tumor. Cuando hay un tumor, la barrera hematoencefálica evita que las células T inmunes lleguen al cerebro para combatir el tumor.

Los científicos han logrado solventar este obstáculo modificando mediante ingeniería genética células T con una molécula, denominada Homing System, que permite a las células T cruzar la barrera hematoencefálica y atacar a los tumores. 

"La inmunoterapia con células T es un campo emergente que se ha mostrado muy prometedor en ensayos clínicos para el cáncer y otras afecciones. Sin embargo, la ubicación idónea de las células T terapéuticas en la diana sigue siendo un factor limitante importante, especialmente para los tumores cerebrales", señaló el autor principal Nabil Ahmed.

Como primer paso, los investigadores describieron un mecanismo de escape previamente desconocido utilizado por las células cancerosas para desviar las células T de los tumores cerebrales. Para evitarlo, diseñaron células T modificadas genéticamente para darles las claves moleculares necesarias para superar estos obstáculos y atravesar esta barrera y llegar el tumor.

Una barrera hematoencefálica sana tiene ciertas características que protegen al cerebro al evitar que una serie de células y moléculas accedan a él. En enfermedades tales como la esclerosis múltiple, la barrera hematoencefálica se altera y, por ello, las células inmunes mediadoras de la enfermedad tienen acceso preferencial y causan la enfermedad al destruir la cubierta protectora de los nervios.

Por el contrario, en el cáncer cerebral, para evitar la muerte del tumor, la barrera hematoencefálica bloquea el acceso a las células T que se especializan en la destrucción del tumor. A partir de este conocimiento, investigaron los cambios en la barrera hematoencefálica asociada al cáncer que limitan el acceso de las células T al tumor y desarrollaron una estrategia para superarlas.

Utilizando como modelo lo que ocurre en la esclerosis múltiple, los investigadores rediseñaron una molécula clave en este proceso de protección de la barrera hematoencefálica en el cáncer cerebral, para que las células T pudieran alcanzar, y destruir, las células cancerosas de un glioblastoma y meduloblastoma, los cánceres de cerebro más comunes en adultos y niños, respectivamente.

"Los resultados fueron muy alentadores. Observamos que esta terapia eliminaba los tumores en todos los animales tratados. Por contra, las células T sin Homing System se ubicaban erróneamente en el tumor y por lo tanto solo ralentizaron transitoriamente el crecimiento tumoral", señaló. 

El siguiente paso es probar esta plataforma en ensayos clínicos y también diseñar moléculas del Homing System de próxima generación para la administración dirigida de productos terapéuticos o diagnósticos para otras enfermedades.